Euskal Herriko komunista, ezkertiar eta abertzaleen bilgunea.
Foro de komunistas, gente de izquierdas y abertzales de Euskal Herria.

4/25/2005

«Colaboraremos con los que quieran trabajar por la paz»

·Erauskin plantea una mesa «con todos los agentes implicados. Que nadie que quiera estar en ella no pueda hacerlo»

Paz y democracia son los conceptos remarcados por EHAK, la gran novedad de esta campaña, y los puntos en los que se resume el discurso de Nekane Erauskin. Aboga por aparcar otras cuestiones mientras no se consiga una base democrática, y promete que EHAK «está dispuesto a colaborar con los que quieran trabajar por la paz».
Mucha de la atención acaparada por EHAK ha estado centrada en saber si finalmente podría estar en las urnas o si, por el contrario, el Estado español se lo impediría, tal y como ha hecho con Batasuna y AG. Finalmente, sus papeletas serán «legales». A Nekane Erauskin, hernaniarra de 43 años y enfermera de profesión, no le han gustado muchas de las cosas que se han dicho sobre su formación, e insiste en apartar por el momento todo aquello que no sea «sentar las bases democráticas para que todos estemos en igualdad de condiciones».

­Desde que EHAK salió a la palestra y anunció que cogía el relevo de AG en defensa de los derechos civiles y políticos, mucho se ha dicho y escrito sobre ustedes; y en muchos casos, se ha hablado de EHAK como una «lista blanca» de Batasuna. ¿Cómo lo han llevado? ¿Se han sentido criminalizados?

Cuando tomamos la decisión de ofrecer nuestra candidatura a las formaciones ilegalizadas lo hicimos con la mejor intención de trabajar y aportar de cara a conseguir un escenario de democracia y paz. A partir de ahí, para nosotros ha sido una sorpresa el papel que han jugado partidos como PNV, EA, EB y Aralar, que nos han acusado de ser no sé qué, de venir de no sé dónde... Nos parece que no debe ser la función de quien dice estar a favor de la democracia y la defensa de todas las ideologías. No han jugado limpio. Todo ello, unido al trabajo sucio que han hecho algunos medios de comunicación, intoxicando y ejerciendo una presión muy fuerte contra nuestro partido y contra nosotros como personas, lo hemos llevado como hemos podido: por un lado tranquilos, porque somos un partido legal y no hay ninguna razón para ilegalizarnos; pero, por otro lado, conscientes de que toda esa presión mediática pesa mucho. Lo único que hemos hecho es ofrecer nuestras candidaturas para trabajar por la democracia y la paz.

­¿Se han sentido espiados por la Policía?

Ya no es que lo sintamos, es que lo han dicho: la Policía y la Guardia Civil nos han seguido y nos han espiado.

­¿Y cómo se lleva algo así?

Por un lado, yo decía: «Que me sigan, yo no hago nada malo, no hago nada ilegal. Yo hago una vida normal y lo único que estoy planteando es defender unas ideas». Pero, por otro lado, sentir que están violando tu propia intimidad no es fácil: no sabes quién te mira, quién es el de al lado, quién es el que está junto a ti comprando el pan...

­Es evidente que obtendrán representación en el próximo Parlamento de Gasteiz. ¿Con qué bases programáticas actuarán en la Cámara?

Desde el principio hemos dicho que tenemos un programa, pero que lo dejamos aparcado hasta lograr la democracia y la paz. Por tanto, nuestra base programática primera es reunirnos con todos los partidos políticos y ver si entre todos podemos empezar a crear unas bases democráticas para ese escenario en el que todas las formaciones estemos en igualdad de condiciones y cada una defendamos nuestro programa. En este momento, para nosotros es muy difícil defender un programa concreto cuando un partido y una plataforma no han podido ni presentarse ni defender sus programas. Por ello, nuestro objetivo es sentar primero, antes que nada, esa base democrática.

­De todos modos, en el mitin del frontón Atano III ya adelantaron algunos de sus planteamientos sociales...

Está claro que queremos que haya un cambio social. Por ejemplo, la sociedad está basada en un modelo patriarcal en el que existen grandes diferencias entre el hombre y la mujer, en cualquiera de los ámbitos de la vida. Por eso, pretendemos construir una nueva sociedad basada en la igualdad; eso es algo evidente, e incluso nuestras tres cabezas de lista son mujeres. También nos preocupa, y mucho, el tema del euskara, una cuestión que es prioritaria y que a veces queda en segundo orden. Y estamos en contra de la política neoliberal del Gobierno: todo el tema del TAV, la problemática del medio ambiente... Hay numerosas cuestiones sobre las que nosotros, como partido de izquierdas, tenemos mucho que decir y aportar. Pero insisto: lo prioritario es crear unas bases sobre las que todos los partidos, en igualdad de condiciones, podamos ofrecer nuestras aportaciones.

­¿Tiene EHAK mayor perfil de izquierdas que Batasuna?

Aun siendo Batasuna un partido dinámico, sí observamos alguna deficiencia en aspectos sociales como partido de izquierdas que es. Pero no sé si somos más o menos de izquierdas, tampoco es tan relevante.

­En alguna rueda de prensa han comentado que no quieren hacer cálculos electorales. De todas formas, ¿con cuántos escaños se conformarían? ¿Ser la llave para conformar mayorías sería suficiente?

Sabemos que hay muchas quinielas por ahí, pero no hemos hecho ningún cálculo. Lo único con lo que contamos es con la ilusión que tiene la gente; ese dato es suficiente para nosotros. Lo importante, actualmente, no es la cuestión de las mayorías y las minorías, ni a quién vamos a votar a la hora de formar Gobierno. Nosotros estamos dispuestos a trabajar con aquellos que quieran trabajar por la democracia y la paz.

­¿Cómo interpretan los llamamientos de otras formaciones a que no se les vote?

En algunos casos ha sido evidente, como en el de Madrazo. No sabemos si es miedo o qué es, pero es algo que nos sorprende. Si él está por la democracia, la defensa de todas las ideologías y el derecho de todos a presentarnos a las elecciones, no entendemos a qué viene esa reacción. Lo ideal sería que todos nos presentáramos y luego decida el pueblo. Por eso, lo único que pediría al señor Madrazo es que deje de meterse con nosotros, se dedique a lo que tiene que hacer y apueste por la democracia y el derecho de todas las opciones a presentarnos.

­¿Y cómo han recibido las ironías de Josu Jon Imaz sobre su condición comunista?

Lo dicho por Madrazo vale para Imaz, y también para Errazti y el resto. Que apuesten de una vez por la democracia y dejen de meterse con nosotros. Antes de que ofreciéramos nuestra candidatura a Aukera Guztiak también estábamos ahí,pero entonces nadie decía nada sobre nosotros; en cambio, desde el momento en que hacemos el ofrecimiento comienzan a meterse con EHAK. ¿Qué pasa?

­Hay quien piensa que, con su irrupción, en los partidos que han sustentado el tripartito se ha instalado el nerviosismo...

Es lo que parece.

­Batasuna no estará en estos comicios, Aukera Guztiak tampoco. ¿El Parlamento que salga de las urnas es provisional? ¿Cómo lo calificaría?

Creemos que están siendo unas elecciones antidemocráticas, eso es algo que estamos diciendo desde el principio, y por ello el Parlamento que salga de ellas será también antidemocrático. Desde EHAK, trabajaremos para que pueda llegar a ser un Parlamento democrático. A ver si entre todos podemos sentar las bases para ello.

­El denominado plan Ibarretxe ha sido uno de los ejes en torno al que ha girado la pasada legislatura. ¿Cómo se sitúan ante ese proyecto?

Creemos que no es el momento de valorar ningún plan, ni el de Ibarretxe ni el de ningún otro. Cuando todas las formaciones contemos con esa base democrática para poder defender cada cual su programa o su proyecto, entonces será el momento de dar a conocer nuestra postura. Hasta entonces, no podemos, porque la prioridad es otra.

­Han emplazado directamente a Patxi López más de una vez y en otras tantas le han censurado por no haberles respondido. ¿Es creíble la afirmación del candidato del PSE de que los vascos van a decidir?

No sabemos si es sincero en sus palabras, porque no nos ha contestado. Lo único que queremos es que nos responda y que demuestre que es verdad lo que dice; y queremos saber qué pasos va a dar para que la decisión sea de los ciudadanos vascos.

­¿Cómo se debe articular la forma de conocer la decisión de la ciudadanía?

Antes de llegar a una consulta, lo que hay que hacer es, entre todas las formaciones políticas, sentar las bases democráticas y ahí decidir qué es lo que vamos a preguntar al pueblo; qué y para qué. Por tanto, falta lo previo, que es lo que hay que articular antes que ninguna otra cosa.

­Por tanto, abogan por empezar de cero...

Es la forma de empezar y hacer las cosas como es debido.

­¿Qué hay que hacer para que la que viene sea la legislatura de la paz?

Nosotros venimos repitiendo que estamos ante una oportunidad histórica y que hay que aprovecharla. La única forma de no echarla a perder es sentándonos todos los agentes en una mesa, sin condiciones previas, y empezar a trabajar para llegar a ese escenario de paz tan anhelado por todos. Eso sólo se puede hacer en torno a una mesa.

­¿Y ve factible su creación?

De hecho, creemos que puede servir, de cara a ese objetivo, la mesa que se ha conformado en el seno del Foro de Debate Nacional. Es verdad que es una mesa en la que no están todas las formaciones políticas, pero sí muchas, y además cuenta con la participación de muchos sindicatos y organismos sociales. No decimos que debe ser ésa, o que ésa tiene que ser la única, pero sí que puede ser válida. En cualquier caso, debe ser una mesa en la que estén sentados todos los agentes implicados en el conflicto político que vive Euskal Herria. Y hay algo que está claro: una cosa es que alguien no quiera ir, pero que no sea porque no puede. Y eso es lo que pasaría, por ejemplo, con una hipotética mesa creada en el Parlamento, que alguno, como es el caso de Batasuna, no podría estar.

­¿EHAK suscribirá el Acuerdo Democrático de Base?

Sin duda. -

Iturria >> Gara.net